jueves, 12 de mayo de 2016

Carta a un amor


Las personas no son las mismas, la vida no es la misma, el amor no es el mismo, entonces no puedes pretender reaccionar de la misma manera que todos los demás, al final quien manda es tu corazón.


Carta a un amor:
En mi vida he aprendido que las cosas se deben decir, buenas o malas, pero de frente. Y viendo este hermoso atardecer decidí escribirte una carta, con un café y, cobijada sobre la sombra de ese árbol de roble que huele a ti, eso ya no se hace lo sé, pero no se de ti, así que le diré al viento que lleve este mensaje a donde quiera que estés.
Llegaste a mi vida en un momento en el que no me había dado cuenta lo mucho que necesitaba de alguien como tú, hasta que apareciste, llenaste muchos vacíos que estaban ahí y que dolían pero que era mejor ignorar, calmaste el dolor de la ausencia de un amigo, saciaste el vacío de un amante, y sobre todo llenaste el enorme agujero que había dejado la soledad que tenía mi alma, lo hiciste con tu hermosa sonrisa, con tu dulce voz, con tus inmensas ganas de vivir y amar, estuviste ahí como una roca sosteniendo un diluvio, sin moverse, estuviste fuerte para que yo pudiera sujetarme y poder soportar la tormenta que se avecinaba, no te importaron mis estados de ánimo, siempre estuviste ahí para mí.
Pero una terrible confusión nos ha separado, y tu ahora eres parte de ese vacío que está en mi corazón, no te diste cuenta que aún no estoy preparada para tu partida, y aunque me ha dolido mucho tu actitud debo y quiero decirte que aquí estoy para ti, espero que tu pelea con la vida haya terminado y que puedas ver que lo que necesitas soy yo y lo que yo necesito eres tú. El tiempo pasa y el dolor de tu ausencia se hace más grande, pero también se hace más grande la esperanza de que pensarás en todo lo que hemos vivido y regresaras a mi como ese día que te vi por primera vez con tu hermosa sonrisa, recuerda que aquí estaré en el mismo lugar que me has dejado cuando decidiste ir a pelear solo contra el mundo y regreses con tus heridas para sanarlas, ahí estaré. Aquí estoy pero el tiempo se acaba y las fuerzas también, perdóname y te perdono, iniciemos una nueva historia con una nueva experiencia, sabiendo que te amo y que me amas. Ven pronto dulce amor, vuelve sobre tus pasos, solo voltea y me verás en el mismo lugar donde me dejaste.

Por: L. M.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LITERATURA, NOTICIAS Y ENTRETENIMIENTO POR TUS PENSAMIENTOS.
Deseamos saber tu opinión, déjanos un comentario.
Gracias.